La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

El Remo.

 

El Remo es una práctica milenaria que se ha usado para el comercio, el transporte y la guerra. Las competiciones deportivas de Remo gozan también de una tradición de siglos, desde que en los canales de la Venecia de la segunda mitad del siglo XIII se instaurara la denominada “Regatta”.

En Gran Bretaña, el deporte del Remo fue en sus orígenes reservado a caballeros, como una manera idónea para complementar la disciplina intelectual del estudio con el ejercicio al aire libre. El salto definitivo a modalidad deportiva se produjo en la Inglaterra del XIX, con la famosa Regata Oxford-Cambridge tuvo su primera edición el día 10 de junio de 1829. Desde Inglaterra, se extiende al resto de Europa y del mundo, convirtiéndose en deporte olímpico en 1.900, en París.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Remo en Sevilla

La dársena del río Guadalquivir, principal y más bella arteria de Sevilla, atraviesa la ciudad a lo largo de una distancia de 14 kilómetros, desde la esclusa hasta la corta de San Jerónimo. Esta lámina de agua está a salvo de las corrientes propias de un río abierto, lo que la convierte en un lugar idóneo para la práctica del Remo Olímpico, y óptimo si añadimos el favorable clima a lo largo de todo el año.

Sevilla se ha convertido en un lugar de referencia, tanto para clubes nacionales como foráneos, para realizar concentraciones (especialmente en invierno) en el Centro de Alto Rendimiento de Remo (C.A.R). Hoy en día, la imagen de los botes entrenando o compitiendo bajo los puentes de la ciudad se ha convertido en algo consustancial a la misma. En mayo de 2013, sin ir más lejos, se celebró en nuestro río el Campeonato de Europa de Remo, que trajo a la ciudad más de diez mil personas, entre remeros, entrenadores y público en general.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Club de Remo Guadalquivir 86

Nace en el año 1986 de la mano de una asociación de vecinos que a petición de un antiguo remero decide incluir el deporte del Remo en su oferta. No era fácil pues eran muchas las barreras, tanto estructurales como sociales. En los años 80 la Avenida Alberto Jiménez Becerril no era tal y como la conocemos hoy en día. Donde se encuentra la avenida estaban las vías del tren que unían la estación de San Jerónimo con la estación de Córdoba (hoy en día Centro Comercial Plaza de Armas). Todo esto, por motivos de seguridad, estaba protegido por muros; por lo que los accesos al río eran muy difíciles. Además las márgenes estaban descuidadas y acercarse a la orilla era muy peligroso. Por tanto había que luchar contra barreras arquitectónicas, leyendas urbanas sobre remolinos y corrientes peligrosas y además la barrera social que entendía este deporte como un deporte exclusivo solamente reservado para las élites de la sociedad. Pero a pesar de todo esto se consiguió hacer una caseta de hojalata, se mejoraron los accesos, se derribaron barreras sociales y la ciudadanía que vivía de espaldas al río comenzó a mirar a lo que pronto sería la principal arteria de la ciudad, el Río Guadalquivir.

Con la Expo´ 92 se produce un cambio en el concepto de ciudad y su diseño urbanístico. La ciudad miraría al río y fue entonces cuando se mejoraron las instalaciones del Club de Remo Guadalquivir 86, accesos al río y su entorno, aumentando su masa social y por extensión su repercusión en el barrio y la ciudad.

Y es a finales de los 90 cuando empiezan a llegar los éxitos. Gracias al apoyo del I.M.D. del Ayuntamiento de Sevilla y del Distrito Macarena se realizan inversiones y se desarrollan programas que permiten al Club tener la mejor cantera de España, proclamándose varias veces campeón del trofeo promoción. Los deportistas del Club comienzan a tener presencia en las selecciones andaluza y española, llegando a su punto culmen en el año 2008 cuando uno de los mejores remeros de la historia del Club se proclama Campeón del Mundo en la localidad austriaca de Linz.

Hoy en día, el Club de Remo Guadalquivir 86 tiene un número aproximado de 200 socios deportivos de los cuales su gran mayoría son jóvenes menores de edad que apuestan por una práctica deportiva en el río para cumplir sus objetivos deportivos y personales. Pero también desde hace años se viene apostando por darle un carácter más aperturista e integrador al Club, respondiendo de esta manera a la demanda social de utilización del tiempo libre para la práctica deportiva y actividad física en el medio natural. El Club de Remo Guadalquivir 86 se siente orgulloso de ser el único Club de Remo de España que cuenta con el suficiente número de secciones para responder a  las necesidades sociales actuales.